Herramientas
Inicio de sesión
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Educación
  4. El aula híbrida: Cómo salvar la brecha entre el aprendizaje presencial y a distancia
Blog-Banner Smallpdf-Teamwork 4000x960px

El aula híbrida: Cómo salvar la brecha entre el aprendizaje presencial y a distancia

por Jen

También puedes leer este artículo en Alemán, Inglés, Francés y Italiano.

El aula híbrida, una combinación de aprendizaje presencial y a distancia, representa la solución intermedia en tiempos de incertidumbre.

El aula híbrida se considera el camino intermedio entre el aula tradicional y el aula a distancia, y un enfoque sensato para limitar el número de estudiantes en el mismo lugar a la vez, y así restringir el contacto cercano diario. Aunque esta situación de aprendizaje mixto reúne dos entornos de enseñanza diferentes en el medio, conlleva sus propios retos que los profesores deben superar para mantener una experiencia de aprendizaje eficaz y sin fisuras.

¿Qué es un aula híbrida?

 
pexels-max-fischer-5212345

Foto por Max Fischer de Pexels.

Un aula híbrida es aquella que combina la enseñanza tradicional en persona con el aprendizaje en línea. Originalmente, este tipo de entorno de aprendizaje estaba pensado para que los estudiantes de educación superior pudieran aprovechar las ventajas únicas que ofrece cada uno de estos entornos. Hoy en día, sin embargo, y por necesidad, el aprendizaje híbrido -o mixto- se utiliza para escalonar el número de estudiantes que pasan por el campus de una escuela diariamente, y una forma de dar a los estudiantes, que de otro modo no estarían presentes, la oportunidad de tener una clase en directo.

Por supuesto, ambos entornos tienen sus propias ventajas y dificultades, pero ¿qué otros obstáculos surgen cuando se combinan para formar un aula híbrida?

¿Cuáles son los retos de un aula híbrida?

 
pexels-andrea-piacquadio-3755755

Foto por Andrea Piacquadio de Pexels.

Un aula híbrida puede tener todas las ventajas e inconvenientes de las aulas tradicionales y de las aulas a distancia, pero al representar dos tipos de entornos de aprendizaje en uno, puede suponer un nuevo conjunto de retos tanto para el profesor como para el alumno.

La interacción social puede verse afectada

A muchos estudiantes les encantan las conexiones interpersonales, las amistades profundas y los retos intelectuales que conlleva una sana discusión o debate en persona. El cambio a un entorno híbrido desde un entorno escolar 100% presencial puede ser un cambio abrumador para muchos de los estudiantes, y pueden experimentar esta restricción de acceso a sus redes interpersonales como una pérdida.

Si bien esto puede solucionarse en cierta medida mediante oportunidades de conexión digital, para muchos estudiantes la conectividad digital no es lo mismo que pasar tiempo juntos en el recreo, o relacionarse en grupo para realizar trabajos de clase.

Probabilidad elevada de profesores con exceso de trabajo

Sabemos que incluso en un aula tradicional, mucho antes de la migración forzada al aprendizaje híbrido o a distancia, los profesores ya estaban sobrecargados de trabajo y probablemente se excedían emocional e incluso económicamente para apoyar a sus alumnos.

El aula híbrida o remota no ha aligerado esta carga y, debido a la mayor distancia y a la potencialmente tenue conectividad, es probable que los profesores se preocupen aún más por sus alumnos, haciendo todo lo posible para asegurarse de que están haciendo frente a la situación.

Además, en un entorno híbrido, es probable que los profesores se sientan obligados a dar a sus alumnos la mayor cantidad de material y lo más detallado posible en respuesta a -o incluso para compensar- el hecho de no estar allí en persona.

Carga cognitiva del estudiante

En tiempos inciertos o en escenarios de enseñanza muy diferentes, como el aula híbrida, puede ser común que los profesores acumulen información y materiales de aprendizaje adicionales para asegurarse de que los estudiantes tengan todo lo que necesitan para tener éxito.

Aunque se trata de un acto de cuidado por parte del profesor, la sobrecarga de información puede, de hecho, ser perjudicial para los estudiantes de las clases híbridas o a distancia, ya que su carga cognitiva se ve abrumada y no pueden cumplir razonablemente con todas las exigencias impuestas a sus recursos cognitivos.

Plagio y líneas borrosas para compartir

Internet y la comunicación digital han contribuido en gran medida a transformar el espacio educativo, pero el acceso cada vez más fácil a todas las respuestas tiene el potencial de abrir la puerta a la copia y el plagio, especialmente si un estudiante se siente abrumado, desesperado o con poco tiempo.

Si se combina esta información libremente disponible con un entorno de aprendizaje a distancia o híbrido, en el que se anima a los estudiantes a colaborar y depender unos de otros, las líneas entre la colaboración y el plagio pueden volverse borrosas.

Sin embargo, incluso en un aula tradicional, los alumnos deben aprender a utilizar de forma responsable el material disponible en Internet, citar y acreditar correctamente las fuentes y ser capaces de distinguir entre la colaboración, el intercambio adecuado y el aprendizaje independiente. En el aula a distancia o híbrida, los profesores pueden dedicar algún tiempo a repasar cómo debe compartirse y manejarse la información, y mencionar durante las diferentes clases, actividades o debates si se debe utilizar Internet y cómo.

Procrastinación y autodisciplina

La procrastinación de los estudiantes está muy extendida en los entornos de aprendizaje híbridos y a distancia, porque los estudiantes ya no tienen la estructura y la rutina de un aula tradicional en la que se controla constantemente su progreso.

En el entorno tradicional, los estudiantes pueden haber tenido que recurrir a un nivel de autonomía para hacer los deberes solos después de clase, pero es un salto esperar que los jóvenes estudiantes tengan este nivel de autocontrol y disciplina durante horas y horas, especialmente cuando probablemente están abrumados por la nueva información, la presión para participar y los plazos inminentes de los deberes o proyectos.

Los profesores pueden ayudar a mitigar esta procrastinación, apoyar la autodisciplina y reforzar la confianza dando a los estudiantes una cantidad manejable de información a la vez y tareas que sean claras, al grano y que no les abrumen fácilmente.

Tantas herramientas, tan poco tiempo

En el entorno de aprendizaje híbrido, aunque de vez en cuando se produzca un cruce con el aula tradicional, es más inteligente para los estudiantes y los profesores tener una sola forma de gestionar los recursos educativos, para que no haya un cambio constante en la gestión de los documentos dependiendo del entorno de aprendizaje.

El reto aquí es que los profesores y los estudiantes tienen tantas opciones en el ámbito de la gestión de documentos y el software PDF, muchas de las cuales no resuelven por sí solas los innumerables retos documentales a los que se enfrenta el aula híbrida cada día, que pueden sentirse demasiado abrumados como para empezar.

Aunque el aula tradicional se ha puesto patas arriba, existen herramientas PDF que pueden resolver una gran cantidad de necesidades de gestión de documentos para que tanto los profesores como los alumnos den un salto colectivo a un aula totalmente digital.

A continuación se exponen algunos puntos que los profesores deben tener en cuenta sobre la gestión de documentos o las herramientas PDF antes de implementarlas:

  • ¿Qué herramientas PDF necesito como profesor?
  • ¿Qué herramientas PDF necesitan mis alumnos?
  • ¿Cuántas licencias necesitará toda mi clase?
  • ¿Tiene mi centro educativo un presupuesto para software PDF?
  • ¿Otros profesores de mi centro también necesitan herramientas PDF?
  • ¿Qué características de seguridad de los documentos y de la información necesitamos?

Teniendo en cuenta esta información, los profesores pueden investigar las herramientas PDF y los recursos de gestión de documentos de acuerdo con sus necesidades. Si los profesores se unen y comunican la necesidad de estas herramientas a la dirección del centro, la escuela podría utilizar el número de licencias necesarias para obtener mejores precios y recursos de mayor nivel para su personal y estudiantes.

Somos un poco parciales, pero creemos que nuestras herramientas PDF son un buen punto de partida.

¿Qué pueden hacer los profesores para salvar la brecha entre el aprendizaje presencial y el remoto?

 
pexels-max-fischer-5212703

Foto por Fischer de Pexels.

El aula híbrida puede presentar una serie de ventajas extraídas tanto del aula tradicional como de la remota, pero con esta diferencia en los entornos de enseñanza, puede haber muchas coyunturas en la experiencia de aprendizaje que los profesores pueden ayudar a allanar para una transición más suave y fluida del aprendizaje remoto al tradicional, y viceversa.

Comunicarse con coherencia

Cuando el entorno de aprendizaje es mixto, como ocurre con el aprendizaje híbrido o semipresencial, algo tan sencillo como el método de comunicación puede ser un factor estabilizador tanto para los alumnos como para los profesores.

La comunicación digital puede ser una herramienta útil para apoyar cualquier entorno de aprendizaje, pero cuando se aplica al aula híbrida, puede ser poderosa para conectar dos entornos de aprendizaje muy diferentes e igualar la forma de compartir la información.

Sin embargo, es importante que los profesores lideren esta comunicación. La oportunidad de confusión y desorganización es grande cuando la comunicación digital y la de papel se utilizan indistintamente y de forma incoherente. En este caso, lo mejor es que los profesores elijan un conjunto de herramientas para comunicarse en los dos entornos que componen el aula híbrida y se atengan a ellas.

Conseguir los fundamentos adecuados

Antes de que el aula híbrida pueda empezar a funcionar, es importante que los profesores se aseguren de que sus alumnos tienen el hardware y el software que necesitarán para poder participar en el aprendizaje a distancia. Esto debería hacerse con la ayuda de los padres.

Algunos de los equipos básicos que pueden necesitar los alumnos son:

  • Un ordenador de sobremesa o portátil
  • Cámara web
  • Buena funcionalidad de audio (auriculares o micrófono y altavoces)
  • Una buena conexión a Internet
  • Una silla cómoda y de apoyo
  • Un escritorio o una superficie vacía para trabajar

Algunos de los programas básicos que pueden necesitar los estudiantes son:

  • Software de videoconferencia
  • Software de gestión del aula
  • Software de correo electrónico
  • Software de envío de mensajes de texto o mensajería
  • Herramientas para gestionar, organizar y compartir PDFs

Defender el apoyo técnico a los estudiantes

Navegar por el aprendizaje remoto o híbrido puede abrumar a los estudiantes y a los padres por igual, especialmente si los padres tienen poca experiencia técnica con los ordenadores y el software, o si hay recursos financieros limitados para equipar a sus hijos con las herramientas necesarias para el aprendizaje remoto.

Los profesores tienen aquí la oportunidad de aprovechar los recursos de la escuela, no sólo para conectar a los estudiantes con la tecnología que necesitan, sino para asegurar la asistencia informática para los estudiantes y los padres que puedan necesitar ayuda con la configuración inicial.

Adoptar el aula sin papeles

Aunque hay muchas herramientas de gestión de documentos y PDF entre las que elegir, esta variedad significa que los profesores pueden escoger entre varias herramientas y software, muchos de los cuales son gratuitos. Tener un enfoque organizado y basado en las necesidades para elegir las herramientas PDF adecuadas para el aula puede ayudar a los profesores a eliminar todas las herramientas que no funcionarán y a centrarse en un puñado que responda exactamente a sus necesidades.

Un aula sin papel conlleva una serie de ventajas, como el ahorro de costes y tiempo, la mejora de la colaboración y la eficiencia del aprendizaje, además de la ventaja añadida de tener en cuenta el medio ambiente.

Si estás buscando herramientas PDF sencillas para su clase o centro educativo, regístrese hoy mismo para obtener una prueba gratuita de Smallpdf for Teams, o poneos en contacto con nosotros para obtener un paquete personalizado, y pruebe las más de 20 herramientas PDF que mejor se adaptan a su aula híbrida.

Artículo traducido y adaptado por Yasmina Linares

Jennifer Rees
Jen
UX Writer