• Precio
Inicio de sesión
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Negocios
  4. Perspectivas del producto e innovación
220317 Leah Series

Perspectivas del producto e innovación

por Leah Tharin

También puedes leer este artículo en Alemán, Inglés, Francés y Italiano.

¿Perspectiva basada en las características o perspectiva de las soluciones? ¿Cuál nos ayuda a innovar mejor?

Esta sección, denominada “productos y los directores de producto”, de Leah Tharin, quien es directora de producto en Smallpdf, pretende profundizar en el diálogo entre el producto y el director de producto, así como en el delicado equilibrio que debe alcanzarse para lograr no sólo un buen resultado, sino un éxito duradero.

En el primer artículo de esta serie nos preguntábamos cómo se puede ver un producto: como un mero objeto con beneficios asociados o como una solución a un problema potencial. Además, nos planteábamos cómo la forma en que definimos o consideramos un producto puede influir en la forma en que nos proponemos mejorar ese producto y, en última instancia, en la innovación.

¿La perspectiva de las características versus la perspectiva de las soluciónes?

 

Se han planteado dos perspectivas diferentes sobre los productos: Una es cuando definimos un producto en función de sus características (feature view) y la otra en función de las soluciones que aporta a problemas concretos (solution view).

Aunque el enfoque de las funciones constituye una perspectiva universalmente más inclusiva y probablemente más cercana a la realidad objetiva cuando se trata de describir un objeto o un producto, generalmente la perspectiva de las soluciones es principalmente más subjetiva y no cubre todos los usos potenciales de un producto.

Las personas tienden a adoptar la perspectiva basada en las funciones cuando comunican sobre productos u objetos a otras personas. Esto quiere decir que, aunque la perspectiva de las funciones es más sencilla a la hora de describir una cosa, ésta es mucho menos útil para mejorar o innovar un producto, en tanto que no se explica por qué la gente necesita un determinado producto.

Sólo cuando adoptamos el punto de vista de las soluciones, el problema que nuestro producto está llamado a resolver se convierte en el centro de atención, lo que constituye la base de la mejora del producto en sí.

¿Por qué es importante esta distinción para la innovación?

 

Cuando hablamos de innovación, solemos referirnos a la creación de algo nuevo o al hecho de aportar o desarrollar una cosa novedosa; es decir, que nunca ha existido antes, o que consigue realizar una tarea de forma mucho más satisfactoria que otros productos similares.

En su libro "Zero to One", Peter Thiel, empresario multimillonario y cofundador de PayPal, afirma que es necesario mejorar diez veces (un producto, para que se considere como una innovación valiosa que posee potencial de ganar un mercado. Es importante tener en cuenta a este respecto que ganar un mercado supone además poder desarrollar una imagen atractiva para tener un gran producto y una distribución que convenza a la gente de consumirlo.

Entonces, ¿cómo creamos productos innovadores? La respuesta más sencilla es que no hay una respuesta fácil. Aun así, hay cierto consenso sobre lo que no es innovación; y esto es el hecho de simplemente añadir más y más funciones o mejorar las existentes.

Crear o mejorar las características existentes significa que te centras en aquello que ya contiene tu producto y no en el problema que resuelve. Si sabes que tu producto satisface una necesidad de transporte, por ejemplo, frente a las características que ofrece, mantendrás la perspectiva y la apertura para entender que un coche puede dejar de ser la mejor solución para resolver el problema original.

Sí, podrías estar pensando: "Los coches eléctricos son el futuro", y puede que incluso tengas razón, pero la verdad es que, en última instancia, esta circunstancia es diferente para todos los usuarios que tienen (o quizás no tienen) uno:

  • "El transporte ecológico es el futuro“;
  • "Los coches más resistentes son el futuro“;
  • "Necesito la tecnología más avanzada, independientemente del coche que sea".

Aunque las tres afirmaciones anteriores se aplican a los coches eléctricos, abordan necesidades diferentes. Por extensión, si sabes qué problemas están tratando de resolver tus clientes, ya estás mejor informado sobre el tipo de producto que podrías ofrecerles. También tendrás una mejor percepción sobre hasta qué punto merece la pena desarrollar tu producto e innovar, un planteamiento mucho mejor para el desarrollo de productos y la innovación que un simple juego de adivinanzas.

¿Disfrutando de esta serie hasta ahora? Mantente atento a la próxima entrega de Leah sobre los directores de producto y cómo pueden tener el mayor impacto dentro de sus organizaciones.

Artículo traducido y adaptado por Alejandro

Untitled design (10)
Leah Tharin
Directora de producto @Smallpdf