Herramientas
Inicio de sesión
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Tutoriales
  4. Cómo enviar un E-mail de seguimiento después de una entrevista
200610-EN-Follow-up-email-after-interview-blog-banner

Cómo enviar un E-mail de seguimiento después de una entrevista

por Jennifer Rees

También puedes leer este artículo en Alemán, Inglés, Francés, Indonesio y Italiano.

Puede que estemos en el siglo XXI, pero todavía hay ciertas formas que hay que mantener cuando se trata de enviar un E-mail después de una entrevista.

No hay muchos aspectos de la vida que no se hayan visto afectados de algún modo por la tecnología y la revolución digital, lo que hace que el contacto humano, el tiempo diligente y la consideración sean herramientas críticas para ayudarte a conectar con tu futuro empleador. Enviar un correo electrónico de seguimiento después de una entrevista de trabajo es una forma rápida y fácil de destacar entre la multitud y causar una impresión duradera en tu entrevistador.

¿Por qué debería enviar un E-mail de seguimiento después de una entrevista?

 

Enviar un correo electrónico de agradecimiento rápido al gerente de contratación o reclutador después de la entrevista puede parecer de lo más obvio, pero ¿sabías que más de la mitad de los entrevistados no lo hacen? Eso significa que simplemente el hecho de enviar ese correo electrónico de seguimiento te hará destacar, pues para los reclutadores los correos electrónicos de agradecimiento posteriores a la entrevista suelen tener una gran influencia, no solo en los candidatos que permanecen en el proceso, sino también a la hora de influir en su toma de decisiones.

 

También es importante pensar a largo plazo cuando envías un correo electrónico de seguimiento después de una entrevista. Incluso si tienes la sensación de que tu entrevista no salió bien, un correo electrónico de seguimiento podría ser una última oportunidad para presentarte y causar una impresión duradera. Puede que nunca valga la pena en el sentido literal, pero es muy útil para mostrar determinación y establecer una conexión con un reclutador que podría contactarte sobre una vacante en un futuro.

 

En pocas palabras, enviar un E-mail de seguimiento como agradecimiento después de una entrevista muestra buenos modales, mejora aún más tu impresión después de la entrevista y, si está bien elaborado, podría convertirse en una oportunidad real para hacerte destacar entre los posibles candidatos por última vez.

 

¿Cuánto tiempo debería esperar para mandar el E-mail después de la entrevista?

 

Ponte en el lugar del gerente de recursos humanos por un momento, imagínate lo ocupados que están y a cuántas personas ven y entrevistan todos los días. Es por eso que es tan importante tomar medidas para mejorar aún más su impresión sobre ti y destacar entre los otros solicitantes que compiten por el mismo trabajo.

 

¿Quieres saber cómo?

 

Encontrar el momento oportuno. Cuando se trata de memoria, impresiones y gente muy ocupada, el tiempo puede estar de tu lado o no. Lo bueno es que puedes decidir si utilizas el tiempo a tu favor. La regla de oro sobre cuándo enviar un correo electrónico de seguimiento después de una entrevista es de 24 horas. Intenta enviar tu correo electrónico el mismo día de tu entrevista, pero no te preocupes si no es posible. ¿Has entrevistado un viernes? Un correo electrónico de seguimiento enviado el lunes siguiente será perfecto.

 

¿Qué no deberías poner en tu E-mail de seguimiento?

 

Enviar un correo electrónico de agradecimiento después de una entrevista de trabajo es una excelente manera de causar una buena impresión, ¡pero cuidado! Hay algunas cosas negativas que podrían arruinar tu oportunidad de conseguir el trabajo de tus sueños, como errores ortográficos y gramaticales, disculparte excesivamente por algo que sucedió durante la entrevista. Evita usar una cuenta de correo electrónico vieja y poco fiable, no uses jerga o hagas bromas e intenta no usar expresiones que puedan parecer que tu correo es spam.

 

1. Errores ortográficos y gramaticales

 

Un correo electrónico de agradecimiento después de una entrevista de trabajo causa una buena impresión. Sin embargo, la mínima presencia de errores ortográficos y gramaticales puede arruinarlo. Te puede hacer quedar como que no sabes escribir bien, que tenías prisa al escribirlo o que ni te has tomado el tiempo para revisarlo antes de enviarlo.

 

Respira, tómate tu tiempo para escribir el correo electrónico y revísalo varias veces antes de enviarlo. O aún mejor, ¡pídele a un amigo o familiar que también lo revise!

 

2. Disculpas innecesarias

 

A menos que hayas realizado algún tipo de acto atroz (en cuyo caso enviar un correo electrónico de seguimiento ya no servirá de nada), podría dar la imagen de que tiendes a ahogarte en un vaso de agua. Por lo tanto, mejor omite las disculpas y si te sientes realmente obligado a hacer referencia a cualquier detalle vergonzoso o desagradable de la entrevista, muestra gratitud en lugar de remordimiento.

 

Ejemplo:

 

Disculpa: siento mucho haber hablado tanto durante la entrevista. Agradecimiento: Gracias por tomarse su tiempo para hablar conmigo.

 

3. Usa una dirección de correo electrónico personal pero profesional a la vez

 

Nunca envíes solicitudes de trabajo o seguimientos de entrevistas desde una cuenta de correo electrónico del trabajo. Esto no solo le indica al reclutador que no respetas a tu empleador actual, sino que no tienes reparos en manejar tareas personales durante tu horario laboral. Además, si tu jefe ve estos correos electrónicos, corres el riesgo adicional de comprometer tu trabajo actual o cualquier carta de recomendación que desees solicitar en el futuro.

 

Volviendo al tema de los correos electrónicos poco fiables, no te arriesgues demasiado. Por muy banal que suene, evita usar cualquier cuenta con nombres de usuario o “nicks” fuera de sitio a la hora de solicitar puestos de trabajo o enviar correos electrónicos de seguimiento. El jefe de contratación del trabajo de tus sueños no querrá saber nada de tontoelquelolea@yahoo.com o soylaleche33@gmail.com.

 

No lo hagas.

 

Simplemente no.

 

4. Evita usar jerga y hacer bromas

 

Una entrevista ofrece una dinámica totalmente diferente a un correo electrónico unidireccional. En una entrevista, puedes observar la sala, esbozar una sonrisa o intervenir con una broma si es el momento y el ambiente adecuado. Pero es imposible saber en qué estado de ánimo estará el entrevistador cuando reciba tu correo electrónico de seguimiento. Lo mismo ocurre con el uso de jerga; simplemente no puedes asegurar cómo se va a percibir, incluso si te pareció totalmente apropiado durante la entrevista.

 

Apuesta por lo seguro con tu correo electrónico de seguimiento y evita usar cualquier tipo de jerga o hacer bromas que puedan no ser bien recibidas. De lo contrario, podrías parecer irrespetuoso, poco profesional o arrogante.

 

5. Evita que tu correo electrónico acabe en la carpeta de spam o correo no deseado

 

Ya hemos hablado un poco sobre el uso de una cuenta de correo electrónico poco fiable, pero ¿qué otras formas hay para evitar que tu correo electrónico sea catalogado como spam?

 

La mejor manera de evitar que tu correo electrónico de seguimiento se convierta en spam es mantener la comunicación desde la línea de asunto hasta la firma limpia y simple. Eso significa el uso limitado o nulos de emojis y caracteres especiales en la línea de asunto, en el cuerpo del correo electrónico, y sin archivos adjuntos grandes o enlaces.

 

10 pasos simples para escribir el correo electrónico de seguimiento perfecto después de una entrevista.

 
  1. Manténlo corto y simple.
  2. Mantén una línea de asunto sencilla.
  3. Mejor pecar por ser demasiado formal en el saludo.
  4. Expresa tu agradecimiento sin ser efusivo.
  5. Muestra tu continuo interés en el puesto.
  6. Resalta cuál es tu mejor habilidad para destacar en este puesto.
  7. Muéstrate abierto a más preguntas o solicitudes de más información.
  8. Cierra el email con un saludo formal, incluida tu información de contacto.
  9. Revisa la ortografía y la gramática.
  10. ¡Revísalo otra vez!
 

Artículo adaptado y traducido por Marta Calsina

Jennifer Rees
Jennifer Rees
UX Writer